Mujer joven
Contorno de un rostro

TRATAMIENTOS FACIALES

PEELING: El peeling es un tratamiento no quirúrgico, cuyo efecto inmediato consiste en la eliminación de una capa del cutis más o menos profunda, tiene un efecto de regeneración de la piel, renovando la matriz dérmica y dejándola sin determinados defectos estéticos como manchas, arrugas, marcas, etc.

LIMPIEZAS FACIALES: La piel del rostro es la que está más expuesta al polvo y contaminantes ambientales, factores que la llenan de impurezas, irritan y hacen susceptible al envejecimiento prematuro si no se tiene una higiene adecuada. Por ello, la limpieza facial debe ser imprescindible en tu rutina de belleza.

ACNÉ Y MANCHAS: La piel con acné deja rastros que son combatibles con tratamientos altamente efectivos, igualmente las manchas pueden ser eliminadas mediante los productos adecuados obteniendo resultados deseados con piel más joven y radiante.

LIFTING NO QUIRÚRGICO: Este tratamiento es una solución ideal para realzar su aspecto juvenil y saludable sin necesidad de cirugía, tiempo de recuperación o inyecciones. Se emplea una luz infrarroja inofensiva para calentar zonas profundas de la dermis, muy por debajo de la superficie de la piel.

Este calentamiento puede producir la contracción inmediata del colágeno, lo que aumenta la firmeza de la piel.

MESOLIFTING: El mesolifting es una técnica indolora y bastante sencilla. La idea es combatir el envejecimiento sin pasar por una cirugía. Se realiza en consultorio médico y colabora considerablemente con el estímulo de los procesos naturales del organismo para la reestructuración cutánea.

RELLENOS FACIALES: En rejuvenecimiento facial es la medicina estética la que ha ganado un increíble avance en los últimos años y, sobre todo, gracias a los rellenos faciales (o corporales) que ofrecen resultados inmediatos, duraderos, naturales y seguros.

BOTOX: La Toxina Botulínica (Botox®) permite inhibir en forma selectiva los grupos musculares responsables de las arrugas de expresión, fundamentalmente las patas de gallo, las arrugas frontales y las arruga del entrecejo que tanto avejentan rostros femeninos o masculinos por igual.